Steve Jobs en la lucha...

ATENCION: Este artículo lo escribí en 1992 y publiqué originalmente en el periódico Excelsior. Lo reproduzco por el noveno aniversario de la muerte de Jobs. Espero tus comentarios.

A la izquierda su servidor, al centro Steve Jobs y a la derecha Mónica Mistretta

Durante la última edición de la exposición de computadoras COMDEX 92 se dieron cita los más destacados funcionarios y líderes de la industria de la informática, así como también, los más carismáticos y polémicos personajes que de alguna forma han modificado el curso de la industria.

Tal es el caso de Steve Jobs, quien fundara junto con su socio Steve Wozniak la empresa Apple Computer, en el estacionamiento de su casa, allá por 1975. Steve y su socio fueron quienes primero introdujeron primero al mercado una computadora personal con teclado y unidad de casetes, la famosa Apple I, que definió muchos de los conceptos actuales que todavía hoy usamos, como las ranuras de expansión, las unidades de diskette de 5.25 pulgadas y en si la computadora personal como una entidad individual, sin estar conectada dependiendo de otra máquina grande. La historia ha pasado y Steve Jobs, después de iniciar una de las empresas más importantes en la industria, lanzar los modelos Apple I, Apple II, Apple III, Lisa y Macintosh, fue ágilmente removido de su cargo de presidente de la compañía por John Sculley quien fuera contratado por Jobs para hacerse cargo de la dirección de Apple Computer. Sculley, en teoría preocupado por los intereses de la empresa y de sus accionistas, simplemente despidió a Jobs de su puesto dejándolo sin ninguna participación en al empresa que él había iniciado en su garage. Después de estos sucesos, Jobs no dio muchos signos de vida y hasta hace cuatro años salió de nuevo al mercado con una computadora, un nuevo concepto llamado "NeXT" o "Siguiente’’. Esa máquina no ha tenido el éxito comercial esperado por Jobs, por varias razones: corre en un sistema operativo abierto que no es soportado por todos los fabricantes de manera específica; en un principio la máquina era muy costos y parece ser que seleccionaban a los clientes de acuerdo con el tipo de aplicación y "status" en donde se utilizarían otros tipos de trabas que no dejan, a la fecha, masificar su uso como Jobs lo quisiera. Pero el software es otra historia. El sistema operativo se llama NeXTStep y desde hace ya varios meses, el equipo de desarrollo se encuentra terminando la versión compatible con los procesadores de Intel, específicamente del 486 para arriba. Con esto, Jobs abre una gran puerta a sus ideas, al contar como clientes potenciales a todos lo usuarios de computadoras con el 486 o procesadores superiores que están a punto de salir. La conferencia plenaria final de COMDEX estuvo a cargo de Steve Jobs. Nombrado el "emprendedor" de la década por la revista Inc. Y considerado como un "tesoro nacional" para Estados Unidos, este polifacético y carismático individuo se dedicó por espacio de 90 minutos a demostrar la nueva versión del NeXTStep a una audiencia cansada de escuchar las maravillas de los productos de Microsoft y el Windows, la nueva presencia de IBM con el "azul diferente" así como las ventajas de los paquetes de Borland International. Bill Gates, presidente de Microsoft Corporation ha recibido últimamente mucha atención por parte de la prensa especializada y por la industria. Ha logrado hacer que miles y miles de computadoras incluyan de fábrica el Windows, para lograr conectarse el ambiente operativo (no sistema) estándar de facto en lo que va del año. Por su parte, Jobs se dedicó buena parte de su presentación a ironizar sobre los productos de Gates. Contemporáneos, parecen ser amigos, a veces recontra enemigos, pero al fin de cuentas, forjadores de lo que hoy conocemos computadoras personales, Gates y Jobs merecen menciones por ser parte en esta industria. Muchas veces hemos escuchado palabras no muy corteses en contra de Bill Gates y Microsoft, el estar en la cima tiene sus grandes ventajas, pero también se es blanco de todo tipo de comentario. Una cosa es eso y otra que el propio Steve Jobs, alguien que conoce de lo que habla y que tiene le poder de hacerlo se refiera en forma de exquisitamente crítica a su amigo Gates. Durante los minutos que ocupó su presentación los cerca de 1,000 asistentes a la conferencia no dejamos de prestar atención, interrumpiendo varias veces cuando hacía referencia a cierta característica que Windows no puede hacer o que no lo hace tan fácilmente, el señor Jobs se ganó los aplausos de un público en su mayoría norteamericano que ciertamente no es tan caluroso como el latino. Jobs lo hizo y lo hizo bien. La concurrencia estaba cansada de la interfase gráfica de moda y de sus miles de aplicaciones y maravillas. El NeXTStep es una opción más, interesante, digna de echarle un vistazo cuando finalmente salga al público, "en el primer cuarto del próximo año" según palabras de Jobs. Para que se de una ligera idea de lo que es el NeXTStep, imagine un Windows en su ambiente gráfico, pero sin la necesidad de cargar el DOS (que estropea todo el asunto) y con facilidades de conexión y funciones que Windows, hasta el momento, no posee. Es difícil describir las emociones de esa conferencia, pero créame que todos, o la gran mayoría, salimos impresionados por la "actuación" de Jobs y la forma en que se refirió a sus contemporáneos de la industria informática. Al terminar, ya en el escenario nos encontrábamos un puñado de periodistas deseosos de hacer más preguntas a Jobs, cuando se escuchó una voz que dijo "Steve, ¡has cambiado mi vida!”, de inmediato, Jobs volteó y preguntó "¿Por qué?" a lo que el sujeto respondió "Desde que te conocí, renuncié a mi trabajo en IBM". Bien por esas pláticas que despiertan el gusano de la crítica y bien porque luminarias como Jobs y Gates se dejen ver durante esas exposiciones.

  • Icono social Twitter
  • Icono social de YouTube
  • Icono social Instagram
  • Icono social LinkedIn
  • Facebook icono social
  • Tik Tok

© Copyright 2020 por Javier Matuk. Derechos Reservados.